Felitorr935's Blog

Analisis de Geopolitica Global

Carta al pueblo de la Republica de Sudafrica. LA MISIÓN INCONCLU SA DE NELSON MANDELA

Isabel Alcega de Ramonet

Al pueblo de la República de Sudáfrica 6 de diciembre de 2013

LA MISIÓN INCONCLUSA DE NELSON MANDELA

Escrito y distribuido por Ramasimong Phillip Tsokolibane

ramasimongt

Cuando un gran hombre fallece —y Nelson Rolihlahla Mandela fue un gran hombre— hay una tendencia natural a valorar sus logros y a preguntarse qué pudo haber sido. A menudo esto produce una versión romántica de la historia, en la que la persona real se convierte en algo que el o ella no eran. Y luego, por supuesto, están los esfuerzos de quienes tienen intenciones malvadas, que intentan editar la historia para sus fines propios, procurando mancillar el legado de quien ha fallecido.

Nosotros preferimos decir la verdad, porque por encima de todo, a eso dedicó Mandela su vida, a la verdad. Y su grandeza podemos encontrarla en el modo en que pensó servir esa visión de futuro, viviendo no para él, sino para generaciones de sudafricanos y otros que todavía están por nacer, pero cuyas vidas eran muy reales y palpables para este líder del presente y el futuro de Sudáfrica.

Para dejar las cosas bien claras, y para decirlo claro y a toda voz, Nelson Mandela derrotó el intento patente del malvado imperio británico de sumergir a nuestra nación en una sangrienta guerra racial. Logró esto al reconocer que él era el líder de todos los sudafricanos, no solo de los sudafricanos negros, en el deseo compartido de todos de preservar a nuestra nación, no solo para ellos, sino por el papel que esta nación pueda jugar en la construcción de una nueva África, libre de la esclavitud y el racismo y el colonialismo, y también libre de la esclavitud económica del neocolonialismo que le impone un subdesarrollo permanente a Sudáfrica y a toda África. Es el poder del imperio financiero globalizado que impone este subdesarrollo, y no importa que refinadas palabras salen de las bocas de sus sirvientes en Londres, Wall Street y de otras partes, la verdad de su propósito se demuestra en las penurias y la muerte.

No se equivoquen, los financieros de la City de Londres y el imperio global que ellos dominan, odian a Sudáfrica. Nos odian, porque nosotros como nuestros hermanos en Estados Unidos, realmente los derrotamos. Nos odian, porque somos la única nación del continente africano capaz de producir las maquinas que hace posible el desarrollo económico e implementar y descubrir nuevas tecnologías, y con un liderazgo apropiado, podría dirigir a toda África hacia una nueva era de libertad y verdadera prosperidad.

La vida pública de Mandela muestra que es patente que él entendió ese potencial. Su propósito fue que esa fuera la misión de una Sudáfrica finalmente liberada de la maldad del apartheid. En el país, tenía muchos aliados potenciales entre la élite Afrikaner, gente que se daba cuenta de que tenían que cambiar, no solo para evitar un baño de sangre innecesario, sino para permitir que la nación pudiera desarrollar completamente su futuro potencial económico. Estos eran patriotas sudafricanos, no ‘patriotas raciales’ impulsados y manipulados por sus amos imperiales de Londres.

Mandela necesitaba aliados como estos, como F. W. De Klerk, patriotas que colocaron al país por encima de la raza, para poder llevar a cabo su perspectiva de una transición pacífica. Y funcionó.

Pero a pesar de la grandeza de Mandela, no era posible que él hubiera liberado a Sudáfrica de la esclavitud continua del imperio financiero global solo con aliados nacionales. Para una tarea tan grande como esa, y para el futuro desarrollo de África, el necesitaba un aliado con soberanía nacional, y ese aliado tenía que ser Estados Unidos. Y hasta hoy, Estados Unidos, bajo su dirigencia errada y con su respaldo servil al imperio financiero global, le ha fallado a Sudáfrica y a toda África.

Hay quienes dirán que Mandela y otros líderes de la ANC que le siguieron y del gobierno, fallaron al no poder hacer las mejoras que darían esperanza en los poblados, donde el desempleo en especial entre los jóvenes es tan alto. Culparán a Mandela por haberse hecho ciego ante la corrupción existente en la ANC y en el gobierno, que hoy amenaza con crear un baño de sangre entre ‘los que tienen’ y ‘los que no tienen’.

Pero tales evaluaciones y asignaciones de culpa ignoran la realidad. ¿Quién le dio a Sudáfrica el crédito de miles de millones de dólares que necesitaría para desarrollar su economía nacional? Nadie, por órdenes de la City de Londres y sus sátrapas de Wall Street. ¿Quienes patrocinaron los proyectos regionales y al nivel de toda África para llevar agua a dónde se necesitaba, y crear proyectos ferroviarios de transporte y desarrollo? Nadie, por órdenes de su majestad, la arrugada y seca reina brutánica. ¿En dónde estaban los socios extranjeros de Sudáfrica para lograr el desarrollo, que podían haber hecho realidad el sueño y la visión de Mandela? No se hallan por ningún lado.

Cúlpenlos por nuestros problemas actuales, no a un gran hombre que procuró esa posibilidad, que nosotros como pueblo, de otra manera no hubiéramos sabido cómo pelear por ello. ¿Y qué de los ciudadanos de Sudáfrica que ahora elevan oraciones por la memoria de Mandela, pero que se rehúsan a pelear por su libertad económica, que les preocupa más escoger el par de Nike correcto en el centro comercial, que si su nación va a sobrevivir un inminente holocausto financiero global que ellos prefieren creer en la posibilidad de que nunca llegue a la ‘isla de Sudáfrica’, que prefieren ignorar una realidad terrible que pelear para cambiarla?

Mandela trabajó vigorosamente para cambiar esa realidad. Pero le faltó el aliado soberano que podía haber sido un Estados Unidos ilustrado. Y le faltó el respaldo de nuestra propia gente a su visión de futuro para Sudáfrica. Hablando del pueblo francés y de su fracaso en la Revolución Francesa, Federico Schiller el gran poeta alemán, dijo en una ocasión, ‘Un gran momento encontró gente pequeña’.

En vez de debatir sobre el legado de Mandela, démosle su verdadera inmortalidad, asumiendo su pelea por el futuro que él no pudo realizar durante su vida. Vamos a hacer esto, derrumbando el poder global de la City de Londres y de Wall Street, o no solo enfrentaremos la muerte de África, sino además la posible extinción de la humanidad por una guerra termonuclear general. Haremos esto rechazando el monetarismo, por el principio superior de la dignidad de la vida humana, que es la medida de nuestra verdadera riqueza, no en términos monetarios, sino por lo que hacemos para mejorar el potencial productivo de la humanidad. Vamos a hacer esto respaldando proyectos de desarrollo para África que sacarán al continente de la oscuridad, iluminándolo en dirección al desarrollo económico y la prosperidad.

No importa lo que nos diga el imperio, nuestra única fuente de riqueza no se encuentra en nuestro suelo, sino en nuestra gente. Una vez Mandela dijo que cuando el podía ver a los ojos de los niños y en ellos veía su esperanza de futuro, el sabía que todos sus sufrimientos y tribulaciones no habían sido en vano. Quitémonos la venda de los ojos, y avancemos con renovada confianza en el futuro. Es así como debemos honrar a Nelson Mandela.

diciembre 16, 2013 - Posted by | Sin categoría

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

conspiracionpirata

DURRUTISTA Y ANTISIONISTA

Por miedo a los judios

Un blog nega-sionista

reparacionaa

Herramienta para Estudiantes de Repacion de Micros

Pensando en Redes

Estrategias Digitales para Organizaciones

Crónicas del Tánatos

Crímenes y sucesos del siglo XX.

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: